Páginas

jueves, 29 de septiembre de 2016

De cómo un taller de guion cinematográfico te ayuda a continuar con un relato

Durante el mes de septiembre he podido asistir online a un taller de guion de cine y televisión histórico y de época que ha organizado la UNED de Tudela. Con las clases en sí, a cargo de Julio Mazarico (su Twitter aquí), he aprendido mucho sobre un tema totalmente desconocido para mí, que no sabía ni la forma que tenía un guion antes de empezar, pero lo que ha sido genial y ha hecho un "click" en mi cabecilla dispersa han sido las clases maestras, las conferencias de guionistas de éxito españoles que mal que bien llevan trabajando en esto muchos años. He tenido la suerte de escuchar a Nacho Faerna y a Carlos de Pando. De Nacho conoceréis la película que hizo para Televisión Española "Prim, el asesinato de la calle del Turco", por ejemplo (es increíble lo que se puede aprender de cine escuchándole); de Carlos conocéis su trabajo como guionista para mi adoradísima serie "El Ministerio del Tiempo".

¡¡¡¡Vamos a tener tercera temporada!!!!

martes, 20 de septiembre de 2016

Procrastinando voy, procrastinando vengo... por el camino, yo me entretengo.

Dos meses y seis días sin pasar por aquí. Dieciséis días desde que nuestra niña volvió a los campamentos de refugiados saharauis... y sigo sin reencontrar el ritmo normal de la vida, esta vida mía que se aleja cada vez más de la escritura. Excusas. Estúpidas, injustificadas, vergonzantes excusas. Esta mañana he estado a punto de comprarme un libro electrónico sobre productividad, menos mal que una de las vocecillas de mi cabeza me ha explicado a tiempo que yo no necesito sacar tiempo de debajo de las piedras para escribir, lo que necesito es dejar de ponerme esas piedras en el camino. 
Este pobre me entiende seguro

Mis piedras son una monada, la verdad. Son piedras cargadas de buenos propósitos para a la humanidad, en serio. No los típicos propósitos de año nuevo revisados en septiembre, nooooo. Los míos son para intentar cambiar el mundo. Antes quería cambiarlo con mis escritos, pero como eso cuesta mucho esfuerzo, ahora lo intento de otras formas.