Páginas

lunes, 30 de marzo de 2015

El primero de mis relatos que verá la luz

Hace ya un par de semanas que lo sé. De hecho fue el principal motivo por el que me puse manos a la obra con el blog, Facebook y el nuevo perfil de twitter. Quería gritarlo a los cuatro vientos... ¿no hay más vientos? ¿Que sí? Pues a todos ellos también se lo quiero gritar.

En Ediciones Tagus propusieron un concurso de relato breve, máximo 3000 caracteres, que además se resolvería en muy pocos días. El premio era un pack de autopublicación. Pero, lo que más me interesó fue que se seleccionarían en total 35 relatos para publicarlos en un ebook junto a un relato de Javier Muñiz, el autor de "La chica del zapato azul". 

martes, 24 de marzo de 2015

Mil gracias a todos aquellos de los que voy aprendiendo

Soy una persona tímida, insegura. Sé lo que es la autoestima pero solo de oídas.

Publicar un tuit me cuesta un dolor de barriga. No os podéis imaginar el nivel de ansiedad al que llegaré cuando después de darle mil vueltas a estas líneas que ahora escribo, le dé por fin al botón de publicar.

Escribir en un cuaderno aquello que se me pasa por la cabeza debe de ser una de las cosas que más bienestar me ha aportado desde que era adolescente. Sin embargo, es una costumbre que no he sido capaz de seguir más allá de unas semanas seguidas. Es un misterio cómo una persona puede ser capaz de negarse a sí misma de forma inconsciente uno de sus mayores placeres.

Escritura de ficción he escrito muy poca. Apenas dos docenas de relatos que se han quedado en su gran mayoría en meros esbozos. He aquí otro placer negado que ahora retomo.

sábado, 21 de marzo de 2015

"El abuelo que saltó por la ventana y se largó"

Fuente: www.casadellibro.com
Esta novela, escrita por un simpatiquísimo Jonas Jonasson, fue una de las estrellas de 2012. Cuando lo leí por aquel entonces todavía no habían hecho la película, que yo me imaginaba protagonizada por un genial Kirk Douglas. Y, desde luego, no he querido verla, por si acaso, demasiadas veces ya he salido cabreada del cine por culpa de malas adaptaciones.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó es mucho más que un anecdotario que recorre la historia del siglo XX al completo. Muchos ya sabéis, porque apareció en todos los medios que se dedican a esto, que la historia comienza cuando un anciano a priori normal, momentos antes de que vayan a buscarle a la habitación de la residencia donde vive para agasajarle con una gran fiesta por cumplir cien años, decide fugarse escapando por la ventana. Ahí es cuando empezamos a ver que de normal no tiene nada nuestro protagonista y ya no podemos parar de leer.

viernes, 20 de marzo de 2015

Esta soy yo

Un trozo de mí
Nunca me gustaron los cuentos de hadas. Tampoco cayó en mis manos ningún tebeo de Mortadelo y Filemón.

Aprendí a querer pensar por mí  misma de muy chiquita, demasiado rápido, y por eso se me comieron las pesadillas. Soñaba con la muerte venida por muchos caminos distintos y mis gritos de terror despertaban a toda la casa. Pero aprendí a leer y mi hermana mayor me regaló una novela, la primera de muchas, y mi mente tuvo otra cosa en qué pensar: grandes aventuras dando la vuelta al mundo en ochenta días, naufragando y yendo a parar a la isla escuela de robinsones, huyendo del mundo refugiándome bajo el mar como el capitán Nemo, recorriendo cielo, mar y tierra con mi Albatros como en “Dueño del mundo”. Cesaron las pesadillas, comencé a soñar despierta y el mundo a preguntarse: ¿qué demonios le pasa a esa niña que anda siempre en las nubes?

Crecí un poco más y un día entré a hurtadillas en la habitación de mi hermana mediana y descubrí a Mafalda y quise ser como ella. Miraba las noticias e intentaba comprender algo, leía el periódico y me confundía aún más. De esta forma, sin notarlo nadie, ni yo misma, aprendí de política, de derechos humanos, de ecología, de compromiso e ideales, y cuando quise darme cuenta, ya era un proyecto de adolescente con el alma rota. Ni Platón ni Quevedo ayudaron a recomponerla, precisamente.

Y quise creer que podría algún día cambiar el mundo con una frase, una novela, quizás un gran personaje.